Bodega de Vinos

¿Alguna vez te has preguntado a qué se refiere el término Crianza de Vinos?.

Se dice que solamente para Crianza de vinos, se utilizan uvas que permitan una buena evolución, pues la materia prima es fundamental. Esto dependerá de 3 factores: el tipo de uva, la calidad que ese año tenga la uva en cuestión, y el tipo de elaboración que haya tenido el vino (enología).

Los vinos que se consideran aptos para ser criados deben cumplir con las siguientes características: poseer cantidad suficiente de taninos, acidez, cuerpo, extracto seco, grado alcohólico y poca predisposición a la oxidación. Muchos piensan que la crianza es un proceso exclusivo de los vinos tintos. Pero también es posible hacerlo con los vinos blancos procedentes de uvas como la Chardonnay, la cual evoluciona muy bien.

Las dos fases de la Crianza de Vinos.

Una de las 2 fases fundamentales, es la crianza en madera o fase oxidativa, que se lleva a cabo en barricas de roble francés o americano consiguiendo así vinos complejos.

La fase de oxigenación del vino en el interior de la barrica de roble consigue la destrucción de los antocianos, que son los responsables del color que tiene el vino en su origen. Y por eso, los vinos tintos pasan de su color rojo violáceo, que tienen los vinos jóvenes, a un color rojo teja en los vinos madurados.

La madera traspasará alguno de sus componentes al vino durante esta fase. Este es el caso de los taninos y de los aldehídos. Estos influirán en el aroma y el sabor del vino. En la fase oxidativa se produce un proceso de evaporación de agua y de alcohol de aproximadamente un 10% cada dos años de envejecimiento.

Además, un exceso de tiempo de envejecimiento estropeará hasta al mejor vino. Y le hará perder su color, le aportará demasiados aromas y taninos de la madera. Además, hará que termine oxidándose irreparablemente.

Fase reductora o crianza en botella

Posteriormente el vino pasa a la fase reductora o crianza en botella. La regla de oro es que el vino debe estar guardado en un lugar ventilado, protegido de la luz, vibraciones y a una temperatura constante.

Se recomienda que exista humedad en el ambiente así como evitar los olores fuertes, e incluso los ruidos y los campos electromagnéticos (ejemplo: electrodomésticos). Y aunque nos encante exponer nuestras botellas, hay que evitarlo, lo mejor es guardarlas en un lugar oscuro, la luz puede estropear un vino, especialmente los blancos.

La humedad y la posición horizontal de almacenaje, son responsables de la buena conservación del corcho. Es por este motivo debe haber una buena ventilación en la bodega, así evitaremos olores de moho. El vino debe guardarse a una temperatura constante de entre 5ºC y 18ºC, siendo el punto óptimo entre 10ºC – 12ºC.

Importantísimo: Los cambios de temperatura bruscos, afectan principalmente al corcho, que cambia de tamaño y permite filtraciones de vino.

Todo esto y mucho más lo aprenderás de la mano de los mejores profesores, desde donde te encuentres. Animaté a iniciarte en el mundo del vino, nosotros estaremos felices de acompañarte en este camino.

La historia del vino argentino está muy vinculada con la etapa de la conquista. Los colonos españoles fueron los que trajeron sus prácticas agrícolas relacionadas puntualmente con la vitivinicultura, y con ellas los saberes ligados a la vid y su cultivo.
Los primeros registros de presencia de la vid en la región sudamericana se remiten al siglo XVI: promediando esa centuria llegaron especies de vid a Perú (Cuzco). De allí, pasaron a territorio chileno y los textos de historia de la vitivinicultura argentina indican que luego se introdujeron y propagaron por las zonas noroeste, oeste y centro de nuestro país.
Por otra parte, la leyenda del vino argentino está vinculada con dos consumos y usos iniciales: el de los soldados –que recurrían a las pasas y al vino por su condición calórica-; y el de los misioneros católicos, que cultivaban la vid cerca de los monasterios para tener vinos para la misa y demás celebraciones religiosas. De hecho, los miembros de la orden jesuita destacaban los vinos de Cuyo por su fortaleza y generosidad, y por su capacidad de viajar largas distancias sin arruinarse.
Las áridas tierras de las provincias de San Juan y Mendoza fueron el foco donde se localizaron los viñedos iniciales, allá por los años 1570 a 1590. Con el tiempo esas primeras experiencias de producción de vino darían lugar al poderoso despliegue de la vinicultura argentina, haciendo que esas regiones semidesérticas se llenaran de verde y de vida.

Historia de la Vitivinicultura Argentina

En esas provincias lindantes con la cordillera de los Andes, el clima y las adecuadas propiedades del suelo hicieron que la actividad despuntara y tuviera un desarrollo bastante veloz, al punto que la historia del vino argentino indica que ya para comienzos del siglo siguiente la producción fuese lo suficientemente importante como para salir a buscar nuevos mercados –básicamente Buenos Aires-.
El año 1853 marcó un hito para la historia de la vitivinicultura argentina: mientras la Constitución nacional le daba un nuevo marco organizativo al país y arribaba el ferrocarril con su empuje transformador, se fundaba en el país la escuela de Agricultura y se dictaban leyes de tierras y aguas que condujeron a la formación de colonias. Muchas de ellas fueron conformadas por europeos que traían al país su conocimiento técnico para el manejo de los viñedos y también variedades de vid para elaborar productos ya de mayor calidad (vinos finos).

Cuando el siglo XIX arribaba a su fin, por otra parte, empezaron a usarse barriles de madera a gran escala. Ya por entonces el ferrocarril llegaba a Buenos Aires y Mendoza se transformó en el centro vitivinícola clave del país, aunque en otras zonas –San Juan, La Rioja, Salta, Catamarca- también se evidenciaban desarrollos relevantes.
Inicialmente en el país se cultivaban las variedades de uvas criollas –tintas y blancas-. Pero en 1860 llegaron las primeras uvas malbec al país –concretamente a Mendoza, donde se creó la primera escuela de vinos-. Luego, con los años fueron llegando otras cepas como cabernet, chardonnay, merlot, semilion y pinot.

Leyenda del vino argentino

Durante la primera etapa del desarrollo de la vinicultura en el país, la producción se orientaba mayormente hacia el mercado interno. El típico vino común de mesa se instaló como un ícono de las reuniones de las familias argentinas y llegó incluso a configurar una suerte de marca identitaria. La caída del consumo per cápita llevó a una crisis a comienzos de la década de 1980, que se tradujo en la pérdida de amplias tierras de viñedos. En parte esa producción se recuperó una década más tarde, pero ya con variedades de uva más sofisticadas en un contexto donde el consumo promedio había caído notablemente en el país.

Hoy la Argentina es un importante productor de vinos, con productos reconocidos mundialmente por su calidad y con más de una escuela de vinos. En 2019 nuestro país exportó casi 313 millones de litros, una cifra 13,3% superior a las ventas de 2018. De ese total, el 61% fueron vinos fraccionados, y el 39% vinos a granel. Con respecto a las categorías, el 67,5% de lo exportado correspondió a varietales.
A nivel de consumo interno, durante los diez primeros meses de 2019 el vino creció 1,4%, en un contexto en el que otras bebidas –como licores, gaseosas y cervezas- experimentaron caídas.

persona sirviendo vino en copas

Ante todo te vamos a contar cual es la diferencia entre cata y degustación de vinos.

Cuando probamos un vino solos o en compañía y podemos dar nuestra apreciación respecto al mismo, de si nos agrada o no nos agrada, estamos simplemente degustando.

Ahora cuando involucramos todos los sentidos de una manera consiente y prestando mucha atención, bajo un sistema organizado de apreciación sensorial estamos catando.

Vamos a explicar entonces cada uno de los pasos a la hora de catar un vino.

Atributos que se analizan:

La vista.

-Limpidez o turbidez

-Viscosidad o fluidez

-Color y matiz

-Intensidad colorante

-Efervescencia

 

Nariz.

Atributos que se analizan:

-Calidad

-Expresividad

-Complejidad

-Carácter con descriptores

 

Boca

Atributos que se analizan:

-Calidad

-Ataque

-Evolución

-Final de boca

 

Y luego viene un análisis global donde se llegan a las siguientes conclusiones por parte del catador profesional:

-Potencial de guarda

-Precio sugerido

-Sugerencias generales

 

El objetivo de la cata es poder apreciar el trabajo del enólogo, ingeniero agrónomo, así como el de toda la bodega a la hora de diseñar un vino.

Recuerden que nunca se hace un buen vino de malas uvas, por ende lo más importante a la hora de elaborar un vino es una excelente materia prima. Luego vienen los aspectos enológicos, esto que hay tanta diferencia entre un vinos de una misma cepa e inclusive vinos de los mismos terroir.

Los terroir son las zonas geográficas donde se desarrollan los viñedos. Los terroir están compuestos por factores como por ejemplo altura sobre el nivel del mar, clima, amplitud térmica, diferentes tipos de suelos y por supuesto y no menos importante son las manos de las personas que trabajan con la materia prima, esto tiene que ver con la higiene, conocimientos técnicos y hasta con el cariño con el que desarrollan el vino.

Volviendo al tema de la cata, el objetivo de la misma es poder entender mejor al vino para poder compartirlo con nuestros seres queridos con un lenguaje sencillo pero interpretando cada una de las características que el mismo nos va compartir.

 

Si te interesó esta nota podés visitar nuesto sitio web e informarte acerca de nuestros cursos presenciales y online

 

Muchas gracias por visitarnos

¡Te esperamos nuevamente!

 

barricas lopez

¿Vinos y barricas?

La madera ha sido una herramienta fundamental para la elaboración del vino, utilizado principalmente las barricas.
Ya sea para la guarda, la fermentación o el transporte, la madera ha estado ligada al vino durante años.
Leer más

El 14 de febrero está a la vuelta de la esquina y reservar en un buen restaurante el día de los enamorados puede llegar a ser una tarea imposible, debido a la alta demanda de parejas en busca de un lugar agradable en donde profesar su amor. 

En “Escuela Gourmet Marcos de Lauretis”, una de nuestras grandes pasiones es descorchar un buen vino. Por ende, si te apetece quedarte en casa y sorprender a tu pareja con una cena romántica y pasar San Valentín de una forma mas intima, te traemos un listado de los más selectos y especiales vinos para degustar con esa persona especial de “Bodegas Doña Paula” Leer más

Varios barriles de vino en una bodega