Propiedades del Té Verde

El té verde tiene una larga historia como elemento constitutivo de los rituales de sanación y los procesos de prevención de diversas dolencias del cuerpo y el espíritu en las culturas orientales. Pero en Occidente también es cada vez más buscado por las personas que han tenido la oportunidad de descubrir, probar y conocer las propiedades y beneficios del té verde.

Pero empecemos por lo más básico: ¿qué es el té verde?, o más bien, ¿de qué es esta infusión? Como su nombre lo sugiere, este té se elabora con los brotes y hojas de un vegetal. ¿Qué planta es esta de la que hablamos? La camellia sinensis, un vegetal que está muy bien provisto de compuestos fenólicos, que además de actuar como importantes nutrientes tienen cualidades antioxidantes.

La particularidad de esta planta es que al preparar la infusión pasan al líquido una porción considerable de sus compuestos solubles. Esto hace que al tomar el té verde incorporemos aminoácidos, vitaminas y diversos nutrientes.

Si bien este té es de origen oriental y de hecho las variedades de mayor calidad provienen de China y Japón, su producción ya se realiza con cierta fluidez en distintos puntos del planeta. Las variedades chinas más famosas son el Gunpowder, el Maofeng y el “Pozo de Dragón” (Lung Ching). Por su parte, las variantes japonesas más prestigiosas son el Matcha, el Gyokuro y el Sencha.

Ahora bien, ¿para qué sirve y en qué ayuda el té verde? ¿Qué contiene esta infusión, y por qué viene ganando tanto prestigio en el mundo entero? Pues bien, en primer lugar hay que decir que este té tiene poderosas cualidades antioxidantes. En este sentido a la hora de cuidar la salud de las personas el factor que distingue a esta infusión es que tiene alta concentración de catequinas.

El Té Verde como Antioxidante

Decíamos entonces que entre las ventajas que distinguen al té verde de otros tipos de tés, hay que destacar su condición antioxidante. Los flavonoides y las catequinas en alta concentración protegen contra enfermedades cardiovasculares. Además previenen el envejecimiento.

En la elaboración del té verde se aplican métodos de fijación en los que se aplica calor para evitar que las hojas de la planta se oxiden. En Japón este proceso se efectúa al vapor. Por su parte en China se realiza en hornos, woks y/o sartenes. Esta diferencia luego se traduce al sabor del té, sumando a las propiedades antioxidantes y medicinales del té verde otra clase de particularidades también a nivel del sabor y el aroma.

Los beneficios del té verde como antioxidante están vinculados además con la cosecha. Las hojas más jóvenes ofrecen mayores propiedades antioxidantes. Por ello la sugerencia es preparar té verde no en bolsitas ni en saquitos (que suelen contener hojas más avejentadas), sino en hebras.

Para Qué Sirve el Té Verde

Diversos estudios coinciden en señalar que el té verde posee toda una serie de propiedades medicinales. En principio cabe detenerse en las propiedades del té verde como anticancerígeno: en tal sentido su mayor efecto es contra el cáncer de vejiga, ovario, pulmón, mama, gastrointestinal y de próstata. ¿Por qué razón? Porque el té verde aporta antioxidantes que actúan como quimiopreventivo, es decir, evitan que crezcan las células enfermas y limitan el daño que generan los radicales libres a nivel celular.

Pero además de tener estos efectos anticancerígenos, esta infusión de origen oriental fortalece el sistema inmunitario y ayuda a relajarse, y por lo tanto colabora para evitar el estrés. Las propiedades curativas del té verde hacen que también colabore para proteger tanto al cerebro como al corazón de distintas afecciones vasculares. Y en la medida en que incrementa el metabolismo, también previene la obesidad. ¿Cómo lo hace? Al aumentar el metabolismo el té verde induce a un mayor gasto de energía. Y también facilita la digestión.

Por otra parte, se estima que el té verde con sus propiedades medicinales ayuda a prevenir la fibrosis hepática y los casos de Alzheimer Y también colabora en el control de la diabetes.

Además, el té verde tiene propiedades antivirales, antibacterianas, antiinflamatorias y antimutagénicas. Es decir que se trata de una medicina integral que previene muy diversos tipos de dolencias.

En Qué Ayuda el Té Verde

Las propiedades curativas del té verde son amplias y reconocidas. Pero no son las únicas. Para la gente que lo busca por el lado de la estética, esta infusión mejora el look de uñas y piel (por mayor hidratación), retrasa la formación de arrugas y tiene propiedades anti-age (al moderar el daño generado por los radicales libres a nivel del envejecimiento celular). De hecho, al té verde también se lo conoce como la infusión de la juventud eterna.

Hoy en día los beneficios del té verde antioxidante pueden llegar a todos los consumidores, ya que esta infusión se vende en múltiples dietéticas, tiendas online y hasta en supermercados. Y es común que se presente en cápsulas o bolsitas, y también en polvo soluble.

Actualmente, cada vez más personas conocen qué es el té verde y valoran su importante aporte a la salud. Pero además del prestigio que tienen las propiedades curativas del té verde, mucha gente también busca preparar té verde para bajar de peso.

A la hora de adelgazar los beneficios del té verde pasan por su poder para oxidar grasa. Como también estimula el metabolismo, permite quemar mayor cantidad de calorías. Obviamente esto ocurrirá y se potenciará en la medida en que la persona además de tomar té verde realice un cambio positivo a nivel de su calidad de vida, que se traduzca en la realización de ejercicio recurrente y en el cambio hacia una alimentación saludable.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *